Martin Luther King Jr.

Atlanta, Estados Unidos, 15 de enero de 1929-Memphis, Estados Unidos, 4 de abril de 1968

Martin Luther King Jr. representa la quintaesencia de los derechos de la comunidad afroamericana. Fue un incansable activista contra la segregación racial durante las décadas de 1950 y 1960, lo que le granjeó el premio Nobel de la Paz de 1964.

Él tuvo un sueño

El contexto en cual creció Michael Luther King, después Martin, estaba dominado por la severa discriminación de las personas blancas hacia las personas de piel oscura, los afroamericanos. Su familia pertenecía a la Iglesia Bautista y él en su adultez llegó a ser pastor.

Cursó estudios básicos en escuelas para personas de color, asimismo, a los 15 años de edad se matriculó en Morehouse College, una institución de educación superior en la cual la mayoría de los estudiantes pertenecían al grupo de los afroamericanos. Era un joven aplicado y de firmes convicciones que se graduó en Sociología en 1948. Posteriormente asistió al Seminario Teológico Crozer, de donde se graduó en 1951.

Se matriculó en la Universidad de Boston y obtuvo su título en 1955 cuando contaba con 25 años de edad, pero en ese entonces ya era el pastor de una Iglesia Bautista de Montgomery, Alabama, y se había casado con Coretta Scott, con quien tendría 4 hijos.

Activismo

En la ciudad de Montgomery existía un grupo de activistas civiles y Martin, sensibilizado ante la evidente discriminación hacia las personas afroamericanas, adoptó el rol de líder de una manifestación pacífica para protestar contra la segregación racial en la ciudad.

La manifestación estuvo movida por dos incidentes en los cuales estaban involucradas dos mujeres afroamericanas. El primero sucedió en marzo de 1955 y el último ocurrió en diciembre del mismo año cuando Rosa Parks se negó a ceder el asiento de autobús a un hombre de piel blanca. Fue arrestada por violación del código de segregación de Montgomery.

El suceso encendió la mecha y Luther King dirigió un boicot de 382 días al sistema de autobuses, tiempo en el que fue blanco de ataques violentos pero que elevó su reputación como activista por los derechos civiles. En diciembre de 1956 los afroamericanos recibieron con alegría la noticia de la declaración oficial de inconstitucionalidad de las leyes de segregación en los autobuses.

En 1957 fundó la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano, una organización nacional de defensa de los derechos que abogaba la ejecución de sus actividades sin el uso de la violencia.

Pero el clima de discriminación en el país estaba lejos de amainar. Por eso, a partir de 1957 organizó numerosas marchas, viajó a otros estados y pronunció enérgicos discursos para hacer evidente la discriminación, sobre todo en los lugares donde el paso de las personas de piel oscura estaba denegado. Por supuesto, en varias ocasiones fue arrestado.

En 1963 organizó y lideró una protesta masiva en Birmingham, Alabama, por la que resultó arrestado una vez más. Esto no impidió que desde la cárcel expusiera la privación a negociar de gran parte de la población blanca, lo que creaba una tensión por la que se vería obligada a responder. En agosto del mismo año se colocó al frente de más de 200,000 personas que protestaban en Washington D.C. y pronunció su famoso e inspirador discurso “I have a dream” (Yo tengo un sueño), que mantenía la esperanza futura de un Estados Unidos en donde toda persona gozara de libertad e igualdad.

Todo esto cimbró la opinión de la sociedad del país. En 1963 la revista Times lo nombró “el hombre del año” y posteriormente se promulgó la Ley de Derechos Civiles de 1964, la cual prohibió la segregación racial en los establecimientos públicos. Martin Luther King experimentó con alegría el mes de diciembre, pues le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz a los 35 años de edad.

Durante los siguientes años extendió la lucha hacia otras ciudades de Estados Unidos pero también enfrentó crecientes críticas a su proceder, que en algunas opiniones resultaba poco efectivo.

Su vida finalizó una noche de abril. Parado en el balcón de una habitación de un motel de Memphis, Tennessee, recibió el impacto de una bala que le atravesó el cuello. Había acudido a la ciudad para apoyar una huelga de trabajadores sanitarios de piel oscura.

A pesar del paso de los años, Martin Luther King sigue siendo una figura esencial de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos.