Leyendas de México (Cortos)

La riqueza de México contempla no solo aquello que brota de sus tierras silvestres, sino también aquello que se mantiene ahí, en la mente de las generaciones, en las tradiciones anuales y en los relatos de los padres y abuelos. 

Las leyendas mexicanas tienen un profundo significado que va más allá de un simple relato. Dentro de cada leyenda, se traduce una historia, un legado cultural y un sentir colectivo que ha traspasado toda barrera del tiempo.

Cada leyenda es hoy, una fiel muestra de que la cultura mexicana se mantiene firme ante la apabullante vida moderna, que cada vez invita menos a dejar volar la imaginación y a heredar el conocimiento de boca en boca.

Estas son algunas de las leyendas de México más importantes y populares del país.

La Llorona.

La llorona es una leyenda que se volvió emblemática y representativa del país a nivel mundial. Canciones, cuentos para niños, obras teatrales, representaciones urbanas, entre otras expresiones culturales, son parte del extenso acervo que se ha acumulado a través de los años. Parte de lo interesante de la La Llorona es la conexión entre dos culturas estrechamente relacionadas a nivel histórico: la mexicana y la española.

Leyenda de la Llorona.
La Leyenda de la Llorona.

La historia de la Llorona cuenta con varias versiones donde algunos puntos pueden variar un poco. No obstante, todas coinciden en su culminación trágica y violenta.

Cuenta la leyenda, que existió una mujer hermosa de raíces indígenas muy enamorada de un joven criollo de familia adinerada. Ambos tuvieron dos hijos y vivieron una profunda historia de amor, hasta que él decidió no continuar más. Una versión narra que él amenazó con llevarse a sus hijos para casarse con otra mujer; pero otra versión señala que simplemente se marchó abandonando a su familia. 

Historia de La Llorona.

Como venganza, la mujer llena de ira y rencor, llevó a sus hijos al río y los ahogó sin remordimiento. Pero instantes más tarde cuando recobró la razón y se dio cuenta de lo que había hecho, decidió quitarse la vida.

A partir de entonces, el alma sin descanso de la mujer deambula por las calles mientras expresa el arrepentimiento de sus actos. La expresión desgarradora de “Ay, mis hijos”, aún puede escucharse en la actualidad, según algunos habitantes del centro de México.

Leyenda de la Xtabay.

Esta leyenda es muy conocida en el Estado de Yucatán. Narra la historia de dos hermanas muy distintas entre sí. Una de ellas, Xtabay, era débil ante los encantos de los hombres, razón por la que le decían Xkeban (prostituta). 

leyenda Xtabay
Flor de Xtabentún. Imagen de Dominio Público.

Por el contrario, Utz-Colel era reservada, y por lo tanto se le consideraba virtuosa y pura. Lo que la gente no sabía, era que Xtabay poseía un gran corazón y ayudaba a personas y animales desamparados. En cambio, su hermana era fría y sentía lástima por los pobres.

Un día, la gente se dio cuenta de que Xtabay no había salido por varios días. De pronto, un delicado y rico aroma invadió la comunidad. Al seguir el olor, se percataron que provenía del cuerpo sin vida de Xtabay, lo que provocó el asombro de todos. De su tumba brotó una hermosa flor de  Xtabentún y los pobladores comenzaron a hablar de ello. 

Utz-Colel, muy celosa, decía que a su muerte su aroma sería mucho mejor, pero ocurrió todo lo contrario. Su hedor era insoportable y la flor que brotó fue una Tzacam, espinosa y sin aroma.

El espíritu de Utz-Colel nunca descansó al percatarse de que no sería recordada. Así que convocó a espíritus malignos como ayuda para regresar a la Tierra, esperar bajo un árbol de Ceiba y acostarse con todo hombre que se encontrara. Lo malo, era que el rencor que la dominaba la hacía asesinarlos.

El Nagual.

leyenda: naguales
Leyenda del Nagual.

Aunque se les relaciona con el mal, la verdadera leyenda habla sobre seres nocturnos mitad hombre y mitad bestia que existían para servir y proteger. Estas bestias son parecidas a lobos o chacales y según la historia, puede tratarse de brujos o chamanes que usan su poder para manifestarse de distintas formas. Son violentos ante cierto grupo de personas que intentan dañar o perjudicar; no obstante, caminan entre la gente y se perciben como individuos normales hasta que llega la noche.

En la península de Yucatán existe una historia similar conocida como Huay Chivo, en la que se dice que un brujo toma forma de bestia para obtener almas a altas horas de la noche. En este caso, el Huay Chivo es considerado maligno y su contacto debe ser evitado.

Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

No todas las leyendas se relacionan a lo oscuro y maligno. Esta historia es trágica, pero también relacionada con el amor entre dos personas: un fuerte guerrero llamado Popocatépetl y la bella hija de un cacique llamada Iztaccíhuatl.

Leyenda del Popocatépetl.
Volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. / Imagen de Dominio Público.

Ambos muy enamorados, se hicieron una promesa: ella esperaría el retorno de Popocatépetl después de una batalla importante, para luego casarse. Sin embargo, un envidioso rival del joven guerrero, informó a Iztaccíhuatl que su amado había muerto en combate. Ella, ahogada en pena y dolor, murió de tristeza poco después. 

Cuando Popocatépetl llegó y supo la noticia, vagó por las calles por varias noches pensando cómo honrar su amor para siempre. Finalmente ordenó erigir una tumba bajo el Sol juntando 10 cerros para levantar una enorme montaña, en donde iría recostado el cuerpo de su amada. Después de un último beso, él se inclinó para vigilar su sueño eternamente. Con el paso del tiempo, la nieve cubrió sus cuerpos y hoy son parte de dos emblemáticos y bellos volcanes.

El Callejón del Beso.

Detrás de la tradición, hay una leyenda trágica. Una joven llamada Carmen, era custodiada y celosamente protegida por su padre, un hombre violento y despiadado con los pretendientes que consideraba inferiores a su hija. 

Leyenda del callejón del beso.
Callejón del Beso, Guanajuato.

Cuando descubrió que Carmen estaba siendo cortejada por un humilde minero llamado Luis, decidió encerrarla y amenazarla con llevarla lejos. La ventana de la recámara donde Carmen pasaba la mayor parte del tiempo, daba a un estrecho callejón en el que podía tocar el enrejado del balcón de la casa de enfrente. Cuando el joven enamorado se percató de ello, halló una nueva forma de estar con ella, tocar su mano y besarla. No obstante, poco después, el padre los descubrió y asesinó a su propia hija en un arranque de ira. 

Conoce la leyenda japonesa del Hilo Rojo…

A partir de entonces, surgió la leyenda del callejón del beso, donde toda pareja que pasa por ahí, debe besarse en el tercer escalón, o de lo contrario tendrá muchos años de mala suerte.

El Callejón del Diablo.

Dicen que en este lugar deambula la presencia del mismísimo diablo. Otros cuentan, que se trata de un alma en pena que Lucifer se encargó de castigar. La historia es la siguiente:

Leyenda callejón del diablo.
Leyenda el callejón del diablo.

Julio era un criminal que había hecho daño a mucha gente. Tanto, que incluso el diablo lo castigó asesinándolo violentamente en un oscuro callejón.

Ante las especulaciones de la aparición del diablo y tiempo después de lo ocurrido, un hombre escéptico decidió adentrarse al callejón para comprobar que todo se trataba de una mentira, pero no fue así. 

Tan pronto entró al lugar, una sombra oscura le erizó la piel y huyó inmediatamente. Cuando miró a ver detrás suyo, observó cómo todo se había hundido y agradeció por estar vivo.