Instagram y Facebook crean Herramientas para Medir cuánto Tiempo pasas en las Redes Sociales.

Tan solo en México, los usuarios de redes sociales aumentaron un 13 % en 2017, donde el 94 % accede a través de su teléfono móvil. Ahora, si convertimos estas cifras a términos globales, los resultados son igual de elevados. Un enorme porcentaje de personas alrededor del mundo hacen uso de las redes sociales diariamente y va en aumento.

Las cifras crecientes no representan un problema o un dato alarmante por sí solas, ya que con ello podemos observar que la tecnología llega cada vez a más lugares y que las personas pueden tener más alcance y más oportunidades en diversos ámbitos más allá de sus límites geográficos.

Si bien, la tecnología no es un punto problemático, el uso excesivo de ella sí. ¿Sabemos realmente cuánto tiempo invertimos en las redes sociales cada día? Quizá pensemos en un aproximado de una o dos horas diarias, pero tal vez si realizamos un conteo minucioso, podamos sorprendernos al ver que esas horas se quedan cortas, y que incluso, hemos perdido un poco o bastante la noción de nuestro tiempo.

Para muchos, las redes sociales son parte importante del día a día y quedarse sin acceso a ellas un par de horas es considerada una muy mala noticia, ya que se ha adquirido la costumbre de organizarse y comunicarse con base a estas herramientas, que no solo ofrecen oportunidades de relacionarse con amigos y familiares, sino incluso de ganar dinero y de entablar relaciones laborales importantes.

Estas creaciones digitales tienen muchos beneficios y cada segundo una persona creativa aprovecha una puerta abierta. No obstante, hay quienes le dan un uso completamente distinto. El estrés de la vida laboral, la soledad, la inseguridad para poder comunicarnos directamente con las personas, entre otras circunstancias, ha hecho de las redes sociales un alivio o escaparate de lo cotidiano y habitual, para remontarnos a escenarios y momentos que por ciertos motivos y factores no hemos podido ofrecernos en la realidad, al menos recientemente. Llámese paisajes de ensueño, vídeos de viajes, los populares ‘momos’, entre otras creaciones de entretenimiento.

Y es que el mar de Facebook, Instagram, Pinterest, Youtube y Twitter, por mencionar algunos, es interminable. Cada segundo hay millones de gráficos y ediciones nuevas que encajan con nuestros gustos, con nuestras experiencias de vida o con nuestros más soñados anhelos. Esto, sin lugar a dudas nos quita tiempo para disfrutar lo que sí tenemos a nuestro alcance, por muy poco o insuficiente que parezca.

Facebook e Instagram.

Actualmente, las dos gigantes y revolucionarias Facebook e Instagram han tomado en cuenta este aspecto. Si bien, no dejan de ser un negocio donde la entrada de dinero es fundamental, también tienen un compromiso con la sociedad de cuidar su salud, sus proyectos e intereses.

Las nuevas herramientas que ambas redes sociales quieren incorporar, tienen como objetivo disminuir la dependencia tecnológica haciendo que el usuario sea consciente de cuánto tiempo invierte en ellas.

El trabajo de las aplicaciones es enviar mensajes al usuario cuando sobrepasa el límite diario de interacción o cuando se excede en notificaciones. De esta manera, durante el día se tendrá un mejor control de su uso y poco a poco el dispositivo solo se utilizará para asuntos importantes. Al menos, esa debería ser la finalidad.

Cabe mencionar que no existe una aplicación que pueda resolver la dependencia tecnológica si el usuario no está comprometido con hallar mejores formas de usar su tiempo. Con esto nos referimos a que todos los recordatorios y parámetros establecidos por el usuario en la aplicación, pueden ser modificados o cancelados en cualquier momento. Quizá pueda cancelarse algún fin de semana mientras se está de vacaciones, pero incluso, existen mejores actividades que estar aferrados a un aparato.

Para hacer uso de estas útiles herramientas, se debe pulsar “Tu actividad” en Instagram y “Tu tiempo en Facebook”, en el caso de la famosa compañía de Mark Zuckerberg. Si no logras verlos activados, quizá debas actualizar la versión.

Apple.

La industria de la manzana mordida también anunció su contribución a este hecho. Según los comunicados oficiales, el sistema operativo iOS 12 contendrá herramientas para que el usuario controle su uso. “”Do Not Disturb” o “Screen Time”, que podrían traducirse como “No molestar” y “Tiempo de pantalla”, regularán el tiempo dedicado a una aplicación específica.

Google.

Google nunca se ha quedado atrás en términos de avances tecnológicos para facilitar la vida de sus usuarios. Su próximo proyecto Android P, desglosará el tiempo invertido en cada función o aplicación, como por ejemplo, cuántas veces se desbloqueó la pantalla y cuántas notificaciones se recibieron, entre otras.

La tecnología llegó para facilitarnos procesos y tiempos. Pero qué pasa cuando el objetivo principal se revierte y muchos usuarios han dejado atrás la convivencia, las actividades, e incluso los proyectos personales por la obsesión por destacar en los medios digitales que “todo el mundo usa”.

La extraña necesidad por querer reacciones positivas hacia nuestro aspecto físico o estilo de vida, está haciendo que nos olvidemos de lo básico y elemental: la calidad de tiempo con nuestros seres queridos y las magníficas cosas que nos da la vida. Seamos modernos sin olvidar la sencillez y dejemos que la vida nos sorprenda.