Charles Dickens

Porthsmouth, Inglaterra, 7 de febrero de 1812-Higham, Inglaterra, 9 de junio de 1870

El nombre completo del mundialmente famoso y aclamado novelista inglés fue Charles John Huffam Dickens. Es uno de los escritores más leídos del mundo y sus obras se han adaptado en innumerables ocasiones.

El germen de sus escritos

Gran parte de los escritos de Charles Dickens son autobiográficos. Fue uno de los ocho hijos de John Dickens y Elizabeth Barrow y se le envió a la escuela a los 9 años de edad. Durante buena parte de su infancia fue un niño que amaba la lectura de novelas picarescas. Desafortunadamente, su padre fue encarcelado en la prisión de Marshalsea a causa de sus numerosas deudas y por eso el pequeño Charles fue enviado a vivir con una amiga de la familia mientras su madre y sus hermanos se mudaron a la prisión junto con su padre.

Dickens abandonó la escuela y tuvo que trabajar desde muy pequeño. Con la familia empobrecida, consiguió un empleo en la fábrica de betún Warren’s Blacking Warehouse, donde se encargaba de pegar etiquetas. Esta temprana introducción al trabajo mal pagado y en malas condiciones dejó una huella perdurable en su memoria, que influiría en las críticas contenidas en sus novelas.

Tiempo después su padre salió de la cárcel, recibió una módica pero conveniente herencia y Charles pudo volver a estudiar aunque pasados unos años las dificultades volvieron y necesitó un nuevo empleo.

El éxito

Durante el período 1827-1828 trabajó en un bufete de abogados pero decidió convertirse en periodista. En sus inicios laboró en las revistas The Mirror of Parliament, The True Sun y en The Morning Chronicle. En 1836 se casó con Catherine Hogarth, quien le dio 10 hijos durante su matrimonio. En ese mismo año se convirtió en el primer editor de la revista Bentley’s Miscellany.

La primera novela exitosa de Dickens fue The Posthumous Papers of the Pickwick Club (Los papeles póstumos del Club Pickwick), publicada de forma seriada entre abril de 1836 y noviembre de 1837. En 1838 publicó The adventures of Oliver Twist (Las aventuras de Oliver Twist) y su reconocimiento crecía a pasos agigantados. Incluso la recién estrenada reina Victoria gustaba de leer las obras de Dickens.

Sus siguientes novelas fueron The life and adventures of Nicholas Nickleby (La vida y aventuras de Nicholas Nickleby), The old curiosity shop (La tienda de antigüedades) y Barnaby Rudge, todas seriadas. En ese entonces la entrega de una novela por partes era común.

Entre 1843 y 1848 sacó a la luz cinco escritos con temas navideños, de los que se desprende el clásico A Christmas Carol (Canción o Cuento de Navidad), cuyo avaro personaje Ebenezer Scrooge se volvió muy popular con el tiempo. De 1849 a 1850 sacó David Copperfield, novela en cuya trama se observa la influencia de sus años de juventud como parte de la clase trabajadora.

Dickens se convirtió en un hombre famoso y cada publicación lograba un éxito favorable. Trabajó también como editor de algunas otras revistas y de libros, dictó conferencias y hasta realizó giras en Estados Unidos. Curiosamente, ejerció como actor en una obra teatral.

Otras novelas famosas de Dickens son Little Dorrit (La pequeña Dorrit), A tale of two cities (Historia de dos ciudades), Great Expectations (Grandes esperanzas) y Hard times (Tiempos difíciles). Tuvo una carrera prolífica, sin duda.

El logro perpetuo

Las novelas de Dickens se circunscriben en el género del Realismo. En plena Revolución industrial, sufrió en carne propia las penurias de la clase obrera, por lo que volcó sus experiencias en la escritura de sus obras. En ellas, hizo eco de la crítica social a la vez que construyó personajes entrañables y a menudo excéntricos, por medio de un estilo eminentemente descriptivo.

Murió tras sufrir un accidente cerebrovascular y sus restos descansan en la Abadía de Westminster.