No creas todo lo que escuchas. Mitos sobre animales hay muchos, y aquí los desentrañamos.

1. Los rinocerontes apagan el fuego.

Esta creencia no es tan conocida en Occidente (excepto por aquella escena de la película Los dioses deben estar locos, en la que un rinoceronte apaga una fogata), pero en Malasia, Birmania e India está muy extendida. Básicamente, se piensa que en cuanto se encienda fuego en el bosque, un rinoceronte acudirá a apagarlo.

Pero hasta el momento nadie ha visto a un rinoceronte hacer tal cosa, y la ciencia no indica que tengan alguna fascinación o miedo por el fuego.

2. Los avestruces esconden la cabeza bajo el suelo para huir del peligro.

Se dice que los avestruces entierran la cabeza bajo la arena cuando tienen miedo o cuando sienten una amenaza, pero es totalmente falso. Todos los animales tienen alguna estrategia de defensa, pero si esconder la cabeza fuera la de estas aves, probablemente su tasa de muerte sería muy elevada debido a la falta de aire y al ataque del depredador.

Este mito podría tener origen en la visión de su cuerpo y su pequeña cabeza. Visto desde lejos, el cuerpo del avestruz buscando alimento puede crear una ilusión óptica en la que parece que es solo el cuerpo lo que está sobre el suelo.

3. Escuchar el ulular de un búho significa que alguien morirá pronto.

Es una creencia que comparten muchas culturas del mundo, con diversas variaciones. En algunos lugares solo presagian mala suerte o mala salud, mientras que en otros supuestamente indican la pronta muerte de alguna persona. Realmente no hay ninguna base científica que pruebe este mito, pero es posible que esté relacionado con el hecho de que los búhos son nocturnos; por lo tanto, el ulular suele escucharse durante la noche. Además, muchos búhos hacen su hogar en campanarios y cementerios, que pueden aumentar el aura de misterio alrededor de ellos.

4. Si te pica una medusa, vierte orina encima de la zona inmediatamente.

Puede ser que lo hayas visto en la televisión o lo hayas leído en alguna parte, pero no es verdad. Además de no ser efectiva para aliviar el dolor, puede hacer que este aumente y agravar el episodio. Lo mejor es verter primero agua salada para desactivar las células urticantes que causan el dolor, y conseguir ayuda médica lo antes posible. ¡Tampoco es recomendable frotar la picadura!

5. Los cocodrilos lloran.

“Derramó lágrimas de cocodrilo”. Esta frase, que se refiere a una persona que llora fingiendo estar triste para conseguir algo, se popularizó debido a la visión de cocodrilos lagrimando, lo que hace creer que lloran. Se piensa que el mito proviene de una historia en la que estos animales lloran con falsa emoción para atraer animales y así devorarlos.

Pues bien, los cocodrilos realmente sí derraman lágrimas verdaderas, pero no por tristeza (real o fingida), sino porque necesitan humectar sus ojos, sobre todo cuando pasan mucho tiempo fuera del agua.  ¡Que no te engañen!

6. Tocar un sapo causa verrugas.

Todos sabemos que besar a un sapo no lo convertirá en príncipe, pero algunas personas sí piensan que tendrán verrugas si tocan a uno de estos animalitos. Hasta hoy, ningún médico profesional ha escrito como diagnóstico “verrugas por contacto con sapo”, porque no es posible, ya que son causadas por un virus. Es probable que el mito esté relacionado con el aspecto de la piel del anfibio. De cualquier modo, no toques ningún sapo o rana, porque algunas especies son venenosas.

7. Los aligátores pueden vivir en tuberías y salir por alcantarillas.

Es una leyenda urbana que aligátores o cocodrilos pueden vivir tranquilamente en las tuberías de las redes de drenaje urbanas, alimentándose con ratas y otros ejemplos de fauna citadina, y que incluso pueden emerger por las alcantarillas. Muchas personas afirman haberlos visto. La realidad es que sí se ha encontrado a algunos reptiles en las tuberías, pero han llegado ahí por causas extraordinarias. Por naturaleza, no pueden sobrevivir mucho tiempo en un espacio tan estrecho, así que se considera un mito.

8. Los murciélagos transmiten rabia.

Sí, pero solo los que están infectados con el virus de la enfermedad. Esto no significa que debas evitarlos a toda costa, o peor aún, matarlos, porque de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, la mayoría de los murciélagos no tienen rabia, y de cualquier modo es muy poco probable que puedan acercarse tanto a un humano como para herirlo.

Sospecha de cualquier murciélago dócil, que no pueda volar o que se acerque a ti fácilmente. Podría tener rabia.

Jirafas

9. Los gatos siempre caen de pie.

Es verdad, la mayoría de las veces. Los gatos de cualquier tamaño o peso son capaces de llegar al suelo sobre sus patas incluso si caen de espaldas desde considerable altura, gracias a su flexible esqueleto y a su reflejo de enderezamiento, una habilidad innata en los gatos. Lo que hacen es girar 180º sobre su propio eje mientras su cola estabiliza su cuerpo y encogen y estiran las patas. Al cabo de unos instantes, el gato apoya primero las patas delanteras y después las traseras.

Naturalmente, desde una gran altura los gatos pueden lesionarse y hasta morir.

10. Los lemmings se suicidan.

Este mito es muy antiguo, y se extendió aún más con un documental de la compañía Disney, llamado White Wilderness, en el que se explicaba la migración de los roedores, que saltaban al océano Ártico. Muchas personas asumieron que los lemmings se suicidan en masa, pero esto no es verdad.

Lo que sucede es simple: para completar sus rutas de migración, grupos de lemmings deben arrojarse al agua y recorrer a nado largas distancias y hasta saltar acantilados, lo cual causa la muerte de muchos roedores debido a factores naturales como la fatiga y los peligros del agua.

 

 

Fuentes

 

Enciclopedia del mundo Animal. Parragon Books Ltd. 2013

http://www.smithsonianmag.com/science-nature/do-cats-always-land-on-their-feet-and-other-absurd-scientific-studies-755/?no-ist

www.animalplanet.com/wild-animals/do-lemmings-commit-suicide/

http://www.burkemuseum.org/blog/frog-myths

http://www.cdc.gov/rabies/bats/education/

www.animalplanet.com/pets/why-do-cats-land-on-their-feet/