Resulta bastante perturbador pensar que un día podrías encontrar a tu perro, gato o conejo sin vida por un acto de suicidio. Estos casos se creían meramente humanos, pero el cúmulo de acontecimientos similares sobre muertes de animales de diferentes especies y sin explicación aparente, está creando una percepción diferente hacia ellos.

¿Por qué perros, gatos o caballos parecen actuar con voluntad para acabar con su vida?

No hablamos de que un gato cruce la calle y sea atropellado o que un perro se caiga al agua y se ahogue. Nos referimos a ocasiones donde se ha observado a una gata ahorcándose con una rama después de ver a sus crías morir, o a un pato que se hundía a propósito sumergiéndose una y otra vez hasta flotar sin vida.

Cabe mencionar que los animales pueden sufrir enfermedades que también llegan a padecer los humanos, incluso problemas mentales que en nosotros podrían orillar a cometer acciones suicidas, pero la cuestión es, si estos casos mentales tienen los mismos efectos en ellos.

Este tema no es nuevo aunque así parezca. Historias, dibujos y fábulas antiguas que buscaban humanizar las emociones de los compañeros no humanos, crearon una creencia colectiva de que varios recurrían a conductas suicidas para huir de alguna situación o por estrés, pero psicólogos y psiquiatras de distintas partes del mundo, han logrado encontrar una explicación ante los diversos actos. Con esto no queremos decir que un animal no desarrolle estrés (especialmente los que viven en cautiverio), pero no por ello terminarían con su vida.

Muchos de los cautivos se autolesionan con golpes como resultado de un encierro diario en condiciones traumáticas, o bien, como ha sido con algunos primates, quienes muestran signos de depresión por haber sido maltratados o por haber presenciado la muerte de alguien cercano, particularmente la madre. También se han visto signos de trastornos en perros que participaron en operaciones militares o en mamíferos que por muchos años formaron parte del circo. A esto se le denomina trastorno de estrés postraumático (TEPT) y tiene diversos síntomas, pero se trata de un tema muy aparte al suicidio.

Casos confusos

Un suceso que fue muy conocido fue el de una madre elefante que vivía en el circo y era sometida a entrenamientos forzosos y exhaustivos a base de golpes y castigos. Este abuso cesó un breve tiempo cuando estuvo preñada, pero segundos después del nacimiento de su cría, la joven madre propinó una fuerte patada a la cabeza de su descendiente ocasionándole la muerte instantánea. Según algunas explicaciones, el elefante adulto optó por acabar con el sufrimiento del recién nacido antes de que sea víctima de una vida llena de torturas y muy lejos de la libertad. Tal hecho conmocionó al mundo entero, pero algunos dudan de que haya sido un “acto de bondad” o “de amor maternal”. Más bien, se dice que la hembra actuó de manera antinatural debido al estrés del encierro y a que continuamente era obligada a realizar tareas que modificaban por completo su comportamiento salvaje.

El famoso y misterioso caso de los perros suicidas del puente Overtoun en Escocia se esclareció después de varios años cuando se comprobó que no se arrojaban al vacío por querer acabar con su vida, sino por un penetrante y atractivo olor de visón que despertaba la curiosidad de los canes, provocando que se dirigieran con fervor al aroma sin medir el peligro.

Un tercer suceso fue el ocurrido en el parque SeaWorld Tenerife en mayo de 2016, cuando numerosos espectadores vieron cómo una orca se posicionó a un costado fuera de su estanque durante diez minutos, tiempo necesario para poner en peligro su vida. No es la primera vez que esto sucede con dichos cetáceos que llevan una vida dura y repleta de momentos de tensión y sufrimiento.

Así podemos continuar con arañas madre que se dejan comer por sus crías, ballenas varadas sin razón aparente y otras criaturas que mueren de causas extrañas. Pero al final de todo, los expertos tienen una clara explicación.

Los animales y la muerte

Un elefante reconoce el cadáver de un miembro de la manada y realiza un “ritual” en el que muestra un tipo de respeto. Un conejo huye cuando siente la presencia de un águila y una madre babuino expresa lamento cuando una de sus crías no reacciona más. Los animales saben que ciertos actos son peligrosos y que un animal capturado muere, pero no le tienen miedo a la muerte como una realidad, porque en sí, no comprenden que tienen mortalidad. Así que en las definiciones está la respuesta.

El suicidio es un tema polémico y delicado. Podría definirse en términos muy simples como “quitarse la vida de manera voluntaria”, pero, ¿qué implica voluntad? Según la RAE (Real Academia Española) es la facultad de decidir y ordenar la propia conducta sin algún impulso externo que obligue. Con esto se entiende que es indispensable contar con un raciocinio y capacidad de pensamiento para tomar una decisión.

La investigación clínica dice que para cometer un atentado contra la vida propia es fundamental tener planeación y sobre todo imaginación, algo que en un animal (refiriéndonos al tema de estar vivo o no) no puede encontrarse. Un animal actúa para protegerse del invierno al almacenar alimentos desde el verano, construye nidos para colocar sus huevos en camino o se prepara sigilosamente para abalanzarse contra su presa, y eso de alguna manera es planear, pero este es un instinto para la supervivencia que nada tiene que ver con desarrollar un plan para despojarse de la vida.

Con esto podemos tener una solución rápida al tema del suicidio animal, ya que ellos no tienen un libre albedrío que les permita elegir desaparecer del mundo. Para cometer un suicidio se requiere una planificación, donde comúnmente se busca un momento de soledad para ejecutarlo y algún acto que sea rápido y eficaz para evitar la tortura o la agonía. Es decir, un suicidio necesita de todo un proceso de decisión, de una corta o larga reflexión del lugar que se tiene en el mundo y de pensamientos que convenzan a la persona que ya no es buena idea continuar con la vida. Así que los animales no podrían suicidarse.

Fuentes

http://www.bbc.com/earth/story/20160705-many-animals-seem-to-kill-themselves-but-it-is-not-suicide

https://www.livescience.com/33805-animals-commit-suicide.html

http://animals.howstuffworks.com/animal-facts/animals-commit-suicide.htm

https://en.wikipedia.org/wiki/Animal_suicide