Evidencias de líquido en la superficie

Titán es el nombre de uno de los más de 50 satélites naturales de Saturno, el sexto planeta del Sistema Solar más cercano al Sol. Su tamaño supera el de los demás satélites y hasta el de Mercurio, el actual planeta más pequeño. No sabíamos casi nada de este cuerpo hasta que en 2004 la NASA, la ESA y la ASI, las agencias espaciales de Estados Unidos, Europa e Italia, respectivamente, pusieron en marcha la misión Cassini para estudiar el planeta y sus satélites naturales. Varios años después el archivo de Saturno ha engrosado, y hemos encontrado algunos hechos por demás interesantes.

Lo último que se añade a la lista es el descubrimiento de profundos cañones o canales, que están llenos de líquido. Pero no es agua lo que contienen, sino aparentemente hidrocarburos líquidos, lo cual no cambia la conclusión a la que los expertos han llegado: que Titán es objeto de una actividad geológica similar a la de nuestro planeta.

¿Cómo es Titán?

Con 5,151 kilómetros de diámetro, Titán es más grande que la luna de la Tierra, y es el segundo satélite natural más grande del Sistema Solar después de Ganímedes, que orbita alrededor de Júpiter. Fue descubierto en 1655 por el astrónomo Christiaan Huygens con ayuda de un telescopio refractor, y en adelante, si bien comenzó a observarse con interés, no fue sino hasta el siglo XXI cuando sus características comenzaron a apreciarse mejor.

Los científicos han encontrado un sorprendente parecido entre Titán y la Tierra, considerando que el primero es un cuerpo mucho más pequeño y que ni siquiera es un planeta. En primer lugar, posee una atmósfera muy densa compuesta principalmente de nitrógeno, lo que no tienen los demás satélites naturales del Sistema Solar.

En segundo lugar, su superficie posee varios lagos y mares; estos no son como los de la Tierra, llenos de agua, pero la forma y estructura geológica sí es parecida. Podrían compararse a nuestros mares, pero en vez de agua, contienen otras sustancias.

En tercer lugar, el clima de la luna contribuye a moldear su superficie, tal como los elementos de nuestro clima terrestre lo hacen, y es lugar de un ciclo en el que el metano circula a través de él, de manera parecida a la del ciclo del agua. Se ha descubierto enormes ondulaciones en zonas cercanas a su ecuador, mismas que se han comparado con las dunas de arena terrestres. En su caso, las “dunas” podrían estar compuestas de hielo de agua sólido con hidrocarburos que llegan a la superficie a partir de la atmósfera.

Descubriendo Titán

A principios de la década del 2000 la nave espacial Cassini sobrevoló Titán, mientras que mediante la sonda Huygens se obtuvieron fotografías y datos como la composición de la atmósfera. Con ayuda de instrumentos de alta precisión, los científicos analizaron datos del sobrevuelo de Cassini en los que se registró la presencia de hondos canales de menos de media milla de ancho. En agosto de 2016 se confirmó que se trata de cañones, algunos de hasta 570 metros de altura, que contienen hidrocarburos líquidos. Los hidrocarburos son compuestos orgánicos formados por átomos de hidrógeno y carbono, y son abundantes en la Tierra. Se trata de la primera evidencia directa de la presencia de canales llenos de líquido en Titán.

Los cañones forman una amplia red localizada hacia afuera de Ligeia Mare, el segundo mar más grande de Titán, compuesto casi enteramente de metano y con casi 40 metros de profundidad. Sobresale una red llamada Vid Flumina, cuyos cañones tienen pendientes de más de 40 grados. Todos los canales, a primera vista, muestran un color oscuro que en un principio hicieron dudar de su composición líquida, pero se comprobó que sí es fluido y que corre desde los lagos y mares de la luna. Las nubes de hidrocarburos reponen el líquido mediante la precipitación.

Los 5 satélites naturales más grandes del Sistema Solar

1

Ganímedes. Además de ser la luna más grande de Júpiter, es mayor que todas las lunas de los planetas. Su diámetro es de 5,268 kilómetros, es decir, 1.51 veces el de nuestra luna.

2

Titán. El satélite natural de Saturno es más pequeño que la Tierra, pero indudablemente destaca entre los demás.

3

Calisto. Con 4,821 kilómetros de diámetro, este gran cuerpo mayormente rocoso es el tercer satélite natural más grande. Tiene una superficie llena de cráteres y cuenta con una atmósfera sumamente tenue.

4

Ío. Otra luna de Júpiter ocupa este lugar gracias a sus 3,600-3.630 kilómetros de diámetro. Su superficie es geológicamente activa, con numerosos volcanes que despiden grandes cantidades de azufre y dióxido de azufre.

5

Luna. El quinto lugar es para nuestra luna, con un diámetro aproximado de 3,476 kilómetros.

El origen de los cañones

¿Cómo se crearon estas formas geológicas? Parece que es obra de un proceso similar al que se atribuye la creación de los cañones terrestres, es decir, que tomó varios miles o millones de años. No está claro cuáles fueron los factores que contribuyeron al modelado de la superficie, dado que, de todos modos, hay muchos agentes de la Tierra que no están en Titán, como las olas. Sin embargo, es probable que los cambios en el nivel del metano líquido de los ríos y mares hayan tenido un papel activo.

Fuentes

https://www.nasa.gov/feature/jpl/cassini-finds-flooded-canyons-on-titan

http://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=6589

https://saturn.jpl.nasa.gov/science/titan/

https://en.wikipedia.org/wiki/Titan_(moon)