No hay que temerle a las multitudes

El eclipse solar anunciado para este 21 de agosto de 2017 es esperando con ansias por millones de personas, especialmente por los habitantes de las regiones de los Estados Unidos que viven en la ruta que seguirá el fenómeno astronómico en su etapa total.

Si se tiene la posibilidad de viajar por el mundo, quizá seamos espectadores de más de un eclipse solar, pero si no, el evento se vuelve más importante al saber que muy probablemente sea el único que veamos en nuestra vida, siendo esta la razón por la que muchas personas deciden planear anticipadamente este encuentro.

Unos deciden permanecer solos e instalarse en el techo de la casa con algunas provisiones de alimentos y los indispensables lentes solares. Otros salen a la calle con la familia y saludan a los vecinos que tal vez estén haciendo lo mismo. O bien, los más aventureros eligen irse a un lugar especial y original, como alguna playa, bosque, pradera o cualquier otro sitio abierto donde el disturbio humano no sea protagonista. Pero, ¿qué pasa cuando decenas o cientos de personas piensan lo mismo y van justamente a ese lugar “escondido” que se eligió?

Investigadores de comportamiento humano dicen que es una buena idea experimentar un eclipse dentro de una multitud y que no hay razones para sentir que la actividad fue un fracaso. Por supuesto que explican por qué.

Fergus Neville, psicólogo social de la Universidad de St. Andrews en Escocia, señala que el mirar a otras personas compartir la misma emoción a la propia, genera una mayor intensidad en nuestros sentimientos y por lo tanto, se vuelve una experiencia inolvidable. Es muy interesante mirar cómo cada individuo siente y recibe una situación como esta. Mientras unos le dan poca importancia o lo miran en silencio, otros pueden ponerse sentimentales o alegrarse demasiado.

Otro punto a considerar es la conexión que se genera con otros individuos que quizá jamás hayamos visto. Existen personas que se consideran poco sociables porque sienten molestia al estar rodeados de tanta gente desconocida, pero quizá están dejando ir un momento memorable.

El Dr. Neville dice que cuando parece que no queremos interactuar con extraños, en realidad lo que sucede es que no sabemos cómo hacer que suceda con naturalidad. Conocer a personas de otras culturas, de otros pensamientos o de muy diferentes personalidades puede dejarnos valiosos aprendizajes, y momentos como estos son excelentes para hacerlo. Muchos grupos de jóvenes aventureros conformados por viajeros de diferentes nacionalidades, han nacido a raíz de estas concentraciones masivas.

Debido a que el próximo eclipse se suscitará entre la mañana y las primeras horas de la tarde, la gente considera planear picnics con sus familiares y amigos. Cualquier excusa para juntar a la familia o a la gente que queremos es extraordinaria. Incluso, en los Estados Unidos las personas están viajando o adquiriendo boletos a última hora hacia los estados donde se verá el fenómeno. Algunos hoteles reportan llenos totales para esa fecha desde hace varios meses atrás, pero existen otras opciones como casas de alquiler y tiendas de campaña al aire libre donde se puede conocer a mucha gente con los mismos intereses.

En lugares como Oregon, Estados Unidos, que es una de las regiones en donde se verá el eclipse de Sol en etapa total, se invita a los escaladores a apreciar la vista desde las elevaciones de las montañas, como por ejemplo, el monte Jefferson, un popular estratovolcán de más de 1700 metros de altura. Pero no solo podrán ver de cerca los astros, sino también el juego de luz y sombra que recorrerá la ciudad, lo que creará un increíble paisaje. Aunque no todos podrían realizar esto, es una buena manera de convivir con los que comparten el gusto por el alpinismo o senderismo.

Lo único perjudicial en cuanto a multitud de gente, podría ser el tráfico, que durante ese día se estima que podría duplicarse debido a los visitantes. Ante esto, se pide a la población planificar sus viajes con anticipación y asegurarse de que su equipo especial para mirar eclipses solares esté siempre a la mano.

Aunque este evento astronómico tendrá una corta duración, es importante estar lo más cómodos posibles. Solo tenga en mente que ese día las distancias cortas podrán hacerse largas y que probablemente haya mucho calor, pero la experiencia de convivir con la gente y sentir sus emociones, es algo que valdrá mucho la pena.