Un estudio global reciente, publicado el 26 de julio de 2016 en la revista eLIFE, indica que, en general, los seres humanos hemos adquirido mayor altura a lo largo de los últimos 100 años, y muestra las tendencias de talla en personas de los diversos países del mundo.

¿Qué implica este aumento global de estatura?

De las más de 18.6 millones de personas cuyas medidas fueron analizadas en el estudio A century of trends in adult human height (Un siglo de tendencias en altura humana adulta), se encontró que las personas más altas son los hombres nacidos en Países Bajos, con un promedio de 182.5 centímetros de altura, así como las mujeres nacidas en Letonia, cuya altura media es de 170 centímetros. En contraste, los hombres más bajos son de Timor Oriental, y las mujeres más bajas son de Guatemala, con un promedio de 160 y 149 centímetros, respectivamente.

Récords de altura

La persona más alta de la que se tiene registro fue Robert Pershing Wadlow, un hombre originario de Illinois, Estados Unidos, que alcanzó la increíble estatura de 2.72 metros y un peso de 199 kilogramos.

Nacido en 1918, desde pequeño mostró indicios de que iba a ser inusualmente alto, pero sus padres, de talla promedio, no imaginaron cuánto iba a crecer en los siguientes años. Por supuesto, tuvo problemas para encontrar vestimenta adecuada, pero no sufrió grandes problemas de salud sino hasta su último año de vida, cuando una infección y un trastorno autoinmune le quitaron la vida a sus 22 años de edad.

Personas de más de 2 metros de altura no son frecuentes en el mundo. Por lo regular, aquellas de 2.13 metros o más sufren de gigantismo, una condición que ocurre como resultado de una producción excesiva de la hormona del crecimiento. Al igual que Wadlow, Anna Haining Bates padeció gigantismo, y creció hasta alcanzar alrededor de 2.43 metros, mayor que la estatura de la mayoría de los jugadores de baloncesto. La superó Zeng Jinlian, una mujer china de 248.29 centímetros.

Por cierto, el jugador de baloncesto más alto en la historia de la NBA es el rumano Gheorghe Mureşan, con 2.31 metros de altura.

La altura y sus razones

La estatura final de una persona depende en gran parte de la herencia genética, de modo que si uno o ambos padres son altos, es probable que también los hijos lo sean, puesto que los cromosomas se heredan por una combinación única por parte de los padres. Durante los dos primeros años de vida de un ser humano, el crecimiento físico es muy rápido, después se reduce y vuelve a acelerarse al llegar a la pubertad. En esta etapa los brotes hormonales propician un crecimiento veloz, primero en las niñas y después en los niños; sin embargo, al final los varones pueden ser unos 13 centímetros más altos que las mujeres.

En términos biológicos, la hormona del crecimiento (HC) es la responsable del aumento de estatura durante la niñez y la adolescencia. Es segregada por la glándula pituitaria, localizada en la base del encéfalo. Cuando se produce un exceso de HC en los niños, el resultado es un crecimiento físico mayor de lo normal, de lo contrario, la estatura es menor.

Tanto Wadlow como Haining Swan y otras personas afectadas por gigantismo tuvieron niveles anormalmente altos de HC.

También hay que recordar que los seres humanos nos adaptamos paulatinamente al ambiente y respondemos ante variaciones de la dieta, la salud y muchos aspectos de la calidad de vida. Una alimentación pobre en nutrientes puede frenar el desarrollo óptimo de un niño y traducirse en una estatura menor de la normal o la esperada. Por ende, una nutrición adecuada es vital para el funcionamiento del cuerpo y para que este alcance todas sus posibilidades.

El ambiente también influye en las diferencias de estatura, por supuesto. Los factores ambientales pueden afectar la forma en que se expresan los genes, es decir, cómo se manifiestan y se ven (fenotipo). Esto es muy claro en los gemelos idénticos: a pesar de parecer iguales a primera vista, hay sutiles diferencias físicas entre ellos, como el color de la piel o el aspecto del cabello.

Hemos crecido. ¿Y por qué?

Aunque el estudio manifiesta un aumento general de altura, esto no se produjo en todos los países del mundo. De hecho, en países del sur de Asia y del África subsahariana los cambios en la talla fueron poco significativos, y en algunos la estatura media incluso disminuyó. Estas variaciones están influidas por varios factores, incluyendo genéticos y ambientales.

Pero, poniendo en perspectiva los resultados del estudio, es la nutrición lo que parece haber influido principalmente en el aumento de estatura con respecto a hace 100 años.

Las personas más altas se encuentran en países de Europa, mientras que las más bajas se hallan en países con índices de desarrollo humano medio. Por otra parte, los países con menor variación o disminución de altura se hallan en África y el sur de Asia, en donde se encuentran países con bajo desarrollo humano. De acuerdo con los autores del estudio, los resultados indican que hay importantes diferencias de nutrición y riesgo de desarrollo de enfermedades entre los países.

El porqué del aumento de estatura parece ser la mejora de nutrición y salud en los últimos 100 años. Sabemos que en la Edad Media la expectativa de vida era menor debido a hábitos y creencias derivadas de la escasa comprensión de la higiene (y otros aspectos, como la dieta) sobre la salud general, y que las personas de hoy son mucho más altas que las de los siglos XVIII y XIX, cuando las familias tenían más hijos y el acceso a servicios de salud públicos podía ser menor.

Por último, los autores del estudio enfatizaron la necesidad de entender con mayor profundidad los cambios de altura entre las personas de los diferentes países, y de aplicar los datos para mejorar la salud y la nutrición. Claro que esto no es determinante, pero, después de todo, no hay mayor ciencia; las madres y los médicos siempre han tenido razón. ¡Una dieta adecuada es importante para crecer!

 

 

 

Fuentes

https://elifesciences.org/content/5/e13410

http://us.cnn.com/2016/07/26/health/human-height-changes-century/index.html

http://www.reuters.com/article/us-health-height-idUSKCN1052HG

http://www.scientificamerican.com/article/why-are-we-getting-taller/

http://hdr.undp.org/sites/default/files/hdr_2015_statistical_annex.pdf