Aunque no puede decirse que Marte no posee atmósfera, pues la tiene, es tan tenue que prácticamente no provee protección al planeta. Se calcula que es un 99 % menos densa que la atmósfera terrestre, es decir, casi 100 veces más delgada, y se compone mayormente de dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero que de hecho está causando estragos en la Tierra.

La historia de cómo la atmósfera marciana llegó a tener estas particulares características fue apenas revelada en 2015, después de varios años de hipótesis. Y la respuesta no está en el planeta, sino en el Sol.

5 datos interesantes sobre la atmósfera marciana

1. Está compuesta básicamente de argón, nitrógeno y dióxido de carbono, pero contiene trazas de oxígeno, monóxido de carbono y metano.

2. Tiene una temperatura media de aproximadamente -63 ºC.

3. Su estructura se organiza en atmósfera inferior, atmósfera media, atmósfera superior o termosfera y exosfera.

4. Contiene gran cantidad de partículas suspendidas.

5. Entre sus componentes hay trazas de agua.

Una atmósfera es una capa de gases que rodea un cuerpo celeste. La tienen muchos planetas y algunos otros objetos, como la luna. La Tierra obtuvo la suya, como primera atmósfera, probablemente a partir de una nebulosa solar compuesta de hidrógeno, y paulatinamente su composición cambió, como también se modificó la de Marte. Ambos planetas se localizan cerca uno de otro; sin embargo, sus atmósferas son opuestas.

Una historia antigua

La densidad atmosférica marciana actual representa alrededor del 1 % de la densidad de la Tierra, si bien parece que en un principio era una capa más gruesa. Durante los primeros años de estudio científico del planeta, en la segunda mitad del siglo XIX, se creyó que su capa gaseosa era muy parecida a la nuestra, hasta que en 1894 observaciones y análisis espectrales indicaron que en realidad la atmósfera no era tan densa, y que de hecho guardaba más semejanzas con la de la luna, que es casi inexistente.

En noviembre de 2015, científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) revelaron la última hipótesis sobre la evolución de la atmósfera marciana. En general, se ha hablado de una colisión de proporciones magnánimas con otro cuerpo celeste que hizo reducir la densidad atmosférica y de un escape atmosférico debido a la baja gravedad del planeta, pero la NASA indicó que en realidad lo más probable es que una fuerte tormenta solar haya degradado la capa gaseosa del planeta rojo durante el transcurso de varios años.

¿Qué es una tormenta solar?

Se conoce así a varios tipos de erupciones de masa y energía desde la superficie del Sol. Cuando esto sucede, partículas solares se mueven hacia el exterior hasta llegar al espacio interplanetario y chocar contra el campo magnético de la Tierra, lo que ocasiona generalmente problemas en los sistemas de telecomunicación, como interrupciones en el servicio de telégrafos y de radio.

El viento solar es la corriente de partículas que se mueven desde la atmósfera solar a una velocidad aproximada de 1 millón de millas por hora. Las principales partículas que fluyen son protones y electrones. Ahora bien, una tormenta solar puede durar de minutos a horas, con efectos que duran varios días a semanas en la magnetosfera terrestre.

La atmósfera terrestre y este campo geomagnético impiden que las partículas penetren en el planeta y ocasionen problemas a los seres vivos; no obstante, algunas de las partículas provenientes del viento solar producen las hermosas auroras polares.

Las tormentas pueden afectar a otros cuerpos celestes, además de la Tierra.

¿Cómo sucedió?

La conclusión se tomó tras un tiempo de análisis de datos obtenidos por la sonda espacial MAVEN, creada originalmente para el estudio de la atmósfera de Marte. Los datos revelaron que el planeta está perdiendo gas debido al viento solar, y que la degradación de su atmósfera es más aguda durante eventos de tormentas solares. Se cree que Marte experimentó una fase acuosa que duró alrededor de 1,000 millones de años, y que entonces la atmósfera era mucho más densa que ahora, por lo que es factible que su ambiente haya sido más cálido, húmedo y menos árido de lo que es hoy.

Quizá estas condiciones habrían permitido el desarrollo de alguna forma de vida, ya que su atmósfera gruesa podría haber soportado el mantenimiento de un clima adecuado para ello. Pero a medida que las tormentas solares comenzaron a causar disturbios en su atmósfera, se produjeron variaciones en el nivel del dióxido de carbono (CO2) y comenzó a perder su humedad.

Durante las tormentas solares, el campo magnético del viento solar puede ocasionar un campo eléctrico que acelera los átomos de gas cargados eléctricamente localizados en la atmósfera superior, por lo que estos se mueven hacia el espacio. Hay que saber que millones de años atrás el Sol era joven y tenía una enorme cantidad de energía, pues hoy es una enana amarilla destinada a convertirse en una enana roja, por lo que en esos años primigenios la tasa de pérdida de gas atmosférico era mucho mayor de lo que ahora se estima, por lo que degradación se produjo rápidamente.

La pérdida de espesor de la atmósfera de Marte fue lo que ocasionó que el planeta se convirtiera en un lugar frío y desierto, y aunque el proceso todavía continúa, no es acelerada.

Fuentes

http://www.nasa.gov/press-release/nasa-mission-reveals-speed-of-solar-wind-stripping-martian-atmosphere

http://www.nasa.gov/feature/goddard/2016/curiosity-finds-evidence-of-mars-crust-contributing-to-atmosphere

https://en.wikipedia.org/wiki/Atmosphere_of_Mars

http://www.nasa.gov/mission_pages/sunearth/spaceweather/index.html#q13

https://en.wikipedia.org/wiki/MAVEN