Cómo los cuadripléjicos podrían recobrar el movimiento

Para las personas razonablemente sanas, mover un pie, un dedo, la cabeza, una mano o sonreír son acciones naturales en las que poco piensan.

Para las personas que han sufrido accidentes incapacitantes o que las han dejado sin posibilidad de volver a moverse por sí mismos, son una maravilla. Afortunadamente, algunos de los avances tecnológicos en materia médica están haciendo posible que quienes menos posibilidad tienen de moverse solos puedan volver a tomar un lápiz, una manzana u otra mano.

El cuerpo, el sistema nervioso y el movimiento

Si bien el aparato locomotor es el que permite que podamos desplazarnos de un lugar a otro y de realizar hasta el más mínimo movimiento, sin el sistema nervioso no hay forma de que podamos mover algo sin ayuda de otra persona u objeto, y es que es este el que da las indicaciones al cuerpo para hacer cualquier cosa. Sin darnos cuenta, y sin pensarlo durante más de unos fragmentos de segundo, el cerebro da la orden de llevar las manos a la sábana y retirarla de tu cuerpo en las mañanas. También se encarga de ordenar todas esas acciones más instintivas, como rascarte la mejilla y retirar el dedo al pincharlo con una aguja.

El sistema nervioso central, compuesto por médula espinal y cerebro, responde a estímulos sensoriales que envían un mensaje hacia los órganos con efectores, ya sean manos, pies u otros. Tan solo para sonreír se usan al menos 17 músculos de la cara. Pero, si por alguna razón se produce un daño en este sistema de control, entonces el cuerpo corre el riesgo de no funcionar como normalmente lo haría. Es lo que sucede en algunas personas que al lesionarse la espalda o la cabeza también se lesionan alguna parte del sistema nervioso central, pues los nervios se paralizan.

Cuadriplejía, problemas y retos

También conocida como tetraplejía, es una condición en la que las cuatro extremidades, brazos y piernas, quedan paralizadas, de modo que el afectado pierde la capacidad parcial o total para moverlas. En algunas personas afecta también la movilidad del torso y de la pelvis. La cuadriplejía es resultado de un daño grave en el cerebro o la médula espinal; puede ser causada por un accidente que daña las vértebras (una caída brusca, un accidente de automóvil, golpes, etcétera), por enfermedades o por algunos tipos de trastornos congénitos.

Tecnología que permite el movimiento

En el presente, los médicos aplican o están probando varios tipos de tecnología que puede ayudar a las personas afectadas por cuadriplejía. La Estimulación Eléctrica Funcional (EEF) es una de las más conocidas. Como la intención no es solo mover una extremidad ni implantarla debido a que el daño se produce en el sistema nervioso y no solo en músculos o huesos, se aplica corriente eléctrica de bajo voltaje sobre un nervio motor de manos o piernas, de modo que imita las señales eléctricas que se producen de forma natural. Ayuda a restaurar el movimiento en personas con lesiones del sistema nervioso central. Actualmente está disponible en algunos países, y se utiliza con ayuda de un dispositivo estratégicamente colocado en el cuerpo.

El maravilloso caso de Ian Burkhart: computadora y movimiento

A los 19 años de edad, este joven estadounidense estaba pasando tiempo en una playa de Carolina del Norte cuando se accidentó y terminó con el cuello roto y una lesión en la médula espinal.

Aunque sobrevivió, perdió permanentemente tanto la movilidad como la capacidad de sensación en sus extremidades. Pasó varios meses en rehabilitación tratando de continuar con su vida normal, hasta que una interesante posibilidad llegó a él: la de volver a mover sus extremidades con ayuda de una computadora y otros dispositivos de última tecnología.

Era un proyecto innovador, que algunos solo han visto en literatura o películas de ciencia ficción pero que no se imaginan en la vida real. Un equipo de médicos implantó un chip con una matriz de microelectrodos en el área del córtex motor de Burkhart, en la parte izquierda del cerebro. Estos microelectrodos registran la acción de las neuronas, y a la vez, la actividad de varias unidades de la corteza motora del paciente. El dispositivo se conectó a otro, más cómodo pero también con electrodos, colocado en el antebrazo.

 

Después de la cirugía llegó lo verdaderamente emocionante: la forma en que Burkhart volvió a mover los dedos y la mano. Mientras que el chip registró la actividad neuronal, los científicos usaron algoritmos de aprendizaje automático para decodificar tal actividad gracias a un cable conectado al cráneo y a una computadora. Con un poco de práctica, el joven pudo hacer algunos movimientos, que aunque pueden ser más lentos de lo normal, son eficaces para tocar, sujetar y manipular. Bukhart incluso pudo jugar Guitar Hero, el popular videojuego, además de realizar tareas sencillas como verter agua en un vaso.

Lo esperanzador del caso es que el movimiento se logró mediante las órdenes del cerebro. Los resultados de este proyecto se publicaron en la revista Nature bajo el título Restoring cortical control of functional movement in a human with quadriplegia (Restablecimiento del control cortical del movimiento funcional en un ser humano con cuadriplejía).

Sin embargo, el proyecto todavía está en desarrollo, y por el momento los resultados solo se han observado en un ambiente controlado. ¡Pero funciona, y hay buenas expectativas!

Fuentes

http://www.nature.com/nature/journal/v533/n7602/full/nature17435.html

www.nytimes.com/2016/04/14/health/paralysis-limb-reanimation-brain-chip.html?_r=0

http://www.pbs.org/newshour/updates/paralyzed-man-moves-fingers-plays-guitar-hero-with-brain-implant-milestone/

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/spinal-cord-injury/basics/treatment/con-20023837