El cuerpo humano es complejo y muy poca gente, salvo los estudiantes de medicina, tiene un conocimiento profundo sobre él. Esa es la razón por la cual solemos creer o mantener en duda cualquier comentario o información no formal que llegue a nuestros ojos u oídos.

Muchos de esos datos exagerados que recibimos en nuestra etapa infantil como formación de nuestra obediencia, no fueron desmentidos al llegar a la adultez, por lo que el ciclo de la información errónea comienza una y otra vez hasta convertirse en algo culturalmente aceptado, aunque científicamente sea todo lo contrario.

Seguramente en el siguiente listado encontrarás más de una frase que alguna vez escuchaste en el colegio, de boca de mamá o papá o incluso entre los amigos.

El pelo y las uñas crecen después de la muerte.

FALSO

Al morir, el cuerpo deja de suministrar glucosa, lo que impide la producción de nuevas células que generan el crecimiento de las uñas. Muy parecido pasa con el cabello; al cesar el suministro de oxígeno, la actividad de las células del cabello finaliza.

Lo que pasa es que la piel de una persona sin vida puede retraerse por la deshidratación, lo que hace que las uñas y los vellos parezcan más largos.

Rasurarse hace que el vello crezca más rápido y más grueso.

FALSO

Estudios han comprobado que unos vellos rasurados no crecen más rápido ni más gruesos. Lo que sucede es que el pelo rasurado nace sin una punta fina que el pelo sin rasurar sí tiene, dando la impresión de que está más grueso y áspero.

Sudar es lo mismo que adelgazar.

FALSO

Al sudar se pierde gran cantidad de líquido (dependiendo de la actividad y la duración de esta), lo que provoca una pérdida de peso momentánea, pues se recupera total o parcialmente al beber agua. Sudar no adelgaza, solo es un mecanismo de termorregulación del cuerpo que hace perder toxinas.

Así que si ves a una persona con suéter en el gimnasio, lo único que está haciendo es perder líquido de manera excesiva y peligrosa.

Salir a la calle con el cabello mojado da gripe.

FALSO

Solemos relacionar al frío o a las épocas de lluvias con la gripe o resfriado, pero no es en sí el frío lo que hace que nos enfermemos. Lo que sí puede hacer es que active un virus que ya estaba presente en nuestro organismo, es decir, salir con el cabello mojado o húmedo no da gripe pero puede dispararla, pues al bajar la temperatura corporal se ve afectada la distribución de células blancas repelentes de infecciones y nuestras defensas son menos eficientes.

El cuerpo necesita ocho vasos de agua al día.

FALSO

Generalizar una cantidad de cualquier sustancia para todas las personas es, además de incorrecto, peligroso, pues cada persona tiene un peso, una edad, unos hábitos alimenticios y una rutina diaria de actividades. El mito de los ocho vasos de agua diarios es más que nada una mal interpretación de información, pues si bien el agua es necesaria para una buena salud, su exceso puede tener efectos contraproducentes. Recordemos que el agua está presente también en los alimentos que consumimos, como en frutas, verduras, sopas, zumos, entre otras cosas. Entonces, si encima de eso, tomamos otros ocho vasos extra, nuestro cuerpo lo resentirá de manera negativa. No existe una cantidad exacta, nuestro mismo organismo nos “indicará” que ha sido suficiente.

Si tragas un chicle se te pega en el estómago, o bien, si tragas un chicle tardará siete años en digerirse.

 

FALSO

Esto es lo que decían las mamás y las abuelas a los niños que apenas conocían el chicle, pues el sabor mentolado o dulce hacía que desearan tragarlo. Este mito por supuesto que es falso. Actualmente los chicles están hechos de ingredientes que son fácilmente digeribles por el organismo como endulzares, saborizantes o suavizadores. Esto no quiere decir que estén hechos para tragar como cualquier comida, pero si alguna vez se traga por accidente no hay por qué alarmarse.

Leer con poca luz daña los ojos.

FALSO

No es lo más recomendable, pero leer con luz baja no causa daños permanentes a los ojos. Lo que sí puede pasar es que al realizar un esfuerzo por ver, causemos estrés temporal o resequedad que llegue a provocar una leve irritación ocular. Pero cuando leamos de nuevo bajo condiciones normales de luz, no tendremos ningún tipo de secuelas.

Una mujer no se puede embarazar durante la menstruación.

FALSO

Es algo poco probable, pero puede suceder. Según Aaron Carroll, médico de la Universidad de Indiana, el esperma puede esperar por un óvulo hasta una semana, lo que genera una posibilidad, aunque muy baja, pero existe.

Jirafas

Tronarse los dedos provoca artritis.

FALSO

Crujir los huesos de diferentes partes del cuerpo o específicamente de las manos no provoca artritis, pues esta enfermedad proviene de otros factores como la edad o los genes. Se han presentado casos de lesiones en pulgares o esguinces en los ligamentos de los dedos por dobleces incorrectos, pero son muy escasos.

 

 

 

Fuentes

http://www.cosmohispano.com/body-love/fitness/articulo/falsos-mitos-deporte

http://www.bbc.com/mundo

http://www.muyinteresante.com.mx