El más grande, en Australia

El cráter de Chicxulub es quizá el más famoso cráter de un meteorito en la Tierra, pero no es el más grande. Este título es ahora de uno recién descubierto, uno que se encuentra en el centro de Australia y que registra 250 millas (402.3 kilómetros) de diámetro, el mayor entre todos los que se conocen hasta el presente.

El hecho de que su tamaño sea superior al de otros ya es un dato para destacar, pero los científicos también han hecho conjeturas sobre la forma y el tiempo en que el meteorito llegó a la superficie terrestre. ¿Cuándo ocurrió? ¿De qué tamaño era el cuerpo celeste? Y sobre todo, ¿qué pasó con las plantas y animales que vivían en la época en que se estrelló?

El cráter de Chicxulub: ¿así desaparecieron los dinosaurios?

En la península de Yucatán, al sureste de México, hay un pequeño puerto costero llamado Chicxulub. Hace aproximadamente 65 o 66 millones de años un meteorito se impactó contra la Tierra, con su centro cerca del hoy pueblo, dejando una depresión de más de 180 kilómetros de diámetro y 20 kilómetros de profundidad.

El meteorito, de unos 10 kilómetros de diámetro, ocasionó una serie de fenómenos que afectaron la flora y fauna de entonces. La fuerza del impacto produjo terremotos en parte del planeta, erupciones volcánicas y la formación de megatsunamis que azotaron hasta el sur del actual Estados Unidos. Una densa, caliente y enorme nube de polvo, ceniza y vapor de agua se levantó y dispersó por gran parte del mundo.

Se cree que no fue precisamente el impacto del meteorito lo que causó la muerte de muchas especies y la de los dinosaurios, sino esos efectos colaterales que duraron el tiempo suficiente como para dejarlos sin alimento, sin oxígeno y sin luz solar. Según las evidencias fósiles, hasta el 70 % de las especies que vivían en ese tiempo se extinguieron.

La (posible) historia del cráter de Australia

El equipo que encontró el cráter de impacto de meteorito más grande del mundo está conformado por investigadores de la Universidad Nacional Australiana. Publicaron sus hallazgos en la revista Tectonophysics en el año 2015, a partir del cual se han generado varias ideas con respecto a lo que sucedió.

Para empezar, el cráter está estratégicamente ubicado entre los límites fronterizos de Australia Meridional, Queensland y Territorio del Norte. Pero si vas a Australia buscando una honda depresión en la zona, vas a decepcionarte, porque ya no puede verse sobre la superficie de la Tierra. Lo que los científicos hicieron para descubrir el cráter fueron diversas pruebas en la capa superior terrestre. Las “cicatrices” del cráter se encontraron años atrás cuando se estaba realizando una perforación como parte de una investigación geotérmica. Al encontrar capas de roca convertidas en vidrio debido a temperaturas extremas comenzaron a sospechar, ya que este fenómeno se produce cuando existe una altísima cantidad de energía.

Al cabo de un tiempo, los científicos observaron dos “cicatrices” grandes y profundas, cada una con más de 120 millas (más de 193 kilómetros) de diámetro. Esto sugiere que el cuerpo celeste se fragmentó en 2 pedazos poco antes de chocar contra la Tierra, por lo que quedaron ambas huellas. Hace unos años se pensó que había un tercer fragmento del meteorito, pero esto ya fue descartado.

¿Hace cuánto tiempo cayó el cuerpo? Los expertos calculan que pudo haber ocurrido hace más de 300 millones de años.

Las rocas que lo rodean tienen entre 300 y 600 millones de años. En aquel entonces, probablemente en el período Carbonífero, los anfibios constituían el grupo dominante de vertebrados terrestres (aunque no lo son completamente; después llegarían los reptiles) pero también abundaban los artrópodos, los trilobites, los gusanos y muchos otros tipos de animales marinos.

Los helechos, musgos y pequeños árboles eran parte primordial de la flora, y daban al paisaje un aspecto más verde que en los períodos anteriores. De hecho, fue en el Devónico, el período anterior, cuando las primeras plantas terrestres comenzaron a colonizar el mundo.

El impacto ecológico del meteorito de Australia todavía no se conoce; solo hay suposiciones, pero los expertos comienzan a pensar que los grandes choques de meteoritos contra la Tierra, como este, pudieron ser más significativos para la evolución de los seres vivos de lo que se ha creído, de modo que de alguna manera delinearon el gran bioma que hoy existe.

Hay conocimiento de que al menos el meteorito que cayó en la península de Yucatán pudo haber causado la muerte de un gran número de especies; ¿ocurrió algo parecido con este?

 

Después de todo, y aunque todavía no existían los grandes reptiles ni mamíferos, había mucha vida en el mar. A decir del Dr. Andrew Glikson, de la Universidad Nacional Australiana, el evento marcó la extinción de varias especies, lo cual podría aclararse durante el transcurso de los siguientes años.

 

Otros 5 grandes cráteres del mundo

1. Vredefort. Está en Sudáfrica y originalmente tenía un diámetro mucho mayor, pero hoy tiene un radio de aproximadamente 190 kilómetros. En 2005 se le declaró Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

2. Cuenca de Sudbury. Parece ser resultado del impacto de un cometa y no de un asteroide, y data de hace 1.8 millones de años. Su diámetro es de aproximadamente 130 kilómetros, y está en Canadá.

3. Cráter Acraman. Ubicado también en Australia, mide 90 kilómetros de diámetro y tiene unos 580 millones de años. Hoy en día está muy erosionado.

4. Cráter Popigai. Es un gran depósito de diamantes localizado en el norte de Siberia, Rusia. Tiene unos 100 kilómetros de diámetro.

5. Cráter Manicouagan. Hoy forma el lago Manicouagan, en Quebec, Canadá. Tiene 100 kilómetros de diámetro y su forma se conserva muy bien a pesar del paso del tiempo.

Fuentes

http://www.nationalgeographic.com.au/australia/worlds-largest-meteorite-crater-found-in-australia.aspx

http://www.australiangeographic.com.au/news/2015/03/worlds-largest-asteroid-impact-found-in-australia/

http://news.nationalgeographic.com/news/2013/13/130214-biggest-asteroid-impacts-meteorites-space-2012da14/