Importantes avances para resolver la próxima crisis del agua.

Un panorama general

El agua cubre alrededor del 70 % del planeta Tierra.
• Solo un 3 % del agua del mundo es dulce.
• Dos tercios del agua dulce de la Tierra están contenidos en glaciares, casquetes polares y otras fuentes que no están fácilmente disponibles para el aprovechamiento humano.
• De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el año 2025 1,800 millones de personas vivirán en países o zonas con escasez absoluta de agua.

La escasez de agua dulce es uno de los problemas actuales en muchas regiones del mundo, pero amenaza con empeorar en un futuro más próximo de lo que creemos. Aunado a la falta de fuentes de agua dulce disponibles, el líquido vital se contamina y se desperdicia, haciendo aún más grave el problema.
Muchos países han hecho esfuerzos por tratar esta cuestión y de ellos sobresale Israel, un país enclavado en una de las regiones áridas de Oriente Medio y del que pocos se imaginaban hace unos años que se convertiría en un ejemplo del buen uso de la tecnología a favor del uso del agua, con el establecimiento de eficientes plantas de desalinización o desalación. Ahora, Israel tiene un superávit de agua dulce, ¡y quién lo diría!

La situación del agua en Oriente Medio.

Históricamente, esta región ha sido azotada por severos problemas como sequías, olas de calor, salinización del suelo y escasez de agua, debido a un conjunto de factores como el clima árido/semiárido, las prácticas insostenibles de agricultura y la mala gestión del líquido. A menudo, todo esto alienta y aumenta la desestabilización política y social, por lo que el suministro, uso y control de los recursos hídricos en Oriente Medio son asuntos elementales para el desarrollo (y supervivencia) de los millones de personas que ahí viven.

Los acuíferos subterráneos son, en gran medida, el recurso hídrico de la región, aunque esta también obtiene agua de algunos lagos y ríos como el Jordán. En Israel el principal recurso de agua es el mar de Galilea, un lago de agua dulce ubicado a 209-215 metros bajo el nivel del mar.

 

En décadas recientes, la cantidad y calidad de las fuentes de agua dulce se han reducido escandalosamente, incluidas las del río Jordán y el mar de Galilea, que en 2008 estuvo a punto de alcanzar un punto sin retorno debido al riesgo de la infiltración de sal y la disminución del nivel del agua.

 

La necesidad de desalinizar

La desalinización del agua de mar consiste en varios procesos individuales que eliminan la sal del agua y la hacen apta para beber. Y ya que la mayor cantidad de agua es salada y se encuentra en los océanos, que Israel tiene acceso al mar Mediterráneo y que ya existe la opción de desalinizar, ¿por qué no aprovechar?

Existen varios métodos y técnicas para eliminar la sal del líquido, desde las más sencillas hasta las más complejas, pero generalmente todas requieren un gran aporte de energía. Una de las formas más usadas es la destilación al vacío, en la que un proceso de hervido separa la sal del agua. Durante todos los procesos de destilación térmica, el agua salada se calienta o hierve para producir vapor; este después se condensa y se recoge, ya que la sal se deja atrás. Se calcula que cerca de la mitad del agua del mundo sometida a desalinización se obtiene por destilación térmica.

Algunos de los métodos de desalinización de agua de mar más usados:

 

-Destilación térmica.

-Destilación solar.

-Electrodiálisis.

-Congelación.

-Intercambio iónico.

-Ósmosis inversa.

Otra técnica, muy utilizada en América y Europa, es la ósmosis inversa. Es un “sistema de membrana” por el que el agua se presiona firmemente a través de una membrana semipermeable, lo que al final deja pasar el líquido pero no la sal. La salmuera, es decir, el líquido salado, se lleva de nuevo hacia el mar u otros cuerpos de agua, y el agua dulce se envía hacia el interior para su uso. Relativamente simple; sin embargo, muchos microorganismos se acumulan en las membranas y no tardan en proliferar y tapar los poros por los que el agua debe pasar.
Jirafas

¿Qué es lo que ha hecho Israel?

A nivel general, una eficiente gestión del agua, y a nivel particular, establecer y operar grandes plantas desalinizadoras que tratan la que proviene del mar Mediterráneo. Los avances tecnológicos desarrollados por el equipo que trabaja en el Zuckerberg Institute for Water Research han permitido sortear obstáculos que impedían el tratamiento pleno del agua.

Edo Bar-Zeev, experto en Microbiología Acuática, tratamiento del agua, hidrogeles y contaminación biológica, entre otros campos relacionados, ayudó a crear una tecnología química útil en la industria de la desalinización, que comenzó a ser aplicada en Israel.

Esta tecnología usa roca de lava porosa, la cual captura los microorganismos antes de que lleguen hasta las membranas, de modo que el riesgo de que estas se obstruyan es mínimo.

Otras tecnologías de tratamiento de aguas se han desarrollado con ayuda de expertos como Bar-Zeev. En 2013, Israel completó la construcción de su mayor planta desalinizadora, llamada Sorek, que hace el trabajo por el método de ósmosis inversa y que se ha beneficiado con la tecnología antimicroorganismos. En la actualidad, el agua tratada en las plantas brinda el 40 por ciento del suministro de agua dulce de Israel, mientras que en 2004 las principales fuentes fueron el agua de lluvia y las aguas subterráneas.

A pesar de las buenas noticias, la desalinización puede ser cara y no todos los países pueden realizarla o están dispuestos a apostar por ella como lo ha hecho Israel, que ahora tiene más cantidad de agua dulce de la que necesita. Parte del líquido se suministra a Cisjordania, y se espera que en un futuro no muy lejano su abastecimiento esté libre de los conflictos políticos que hoy existen con regiones cercanas como Palestina.

 

Fuentes

https://www.technologyreview.com/s/534996/megascale-desalination/

http://www.scientificamerican.com/article/israel-proves-the-desalination-era-is-here/

https://www.theguardian.com/environment/2015/aug/27/middle-east-faces-water-shortages-for-the-next-25-years-study-says

https://www.imta.gob.mx/gaceta/anteriores/g06-10-2007/desalacion.html

Timothy Kusky. (2010). Encyclopedia of earth and space science. Infobase Publishing.