¡SÍ, EXISTIERON EN LA TIERRA!

Incluso entre los animales más grandes del mundo hay pequeñas, curiosas y llamativas excepciones. Los elefantes son famosos por el gran tamaño que supera el de cualquier otro animal, y por su trompa, pero no todos han alcanzado tan masivas dimensiones. Sí, por la Tierra han pasado elefantes de corta estatura, a los que se ha llamado elefantes enanos.

Hablamos de especies prehistóricas, de animales tan antiguos de los que solo nos ha quedado huesos y algunos muy bien conservados fósiles que han permitido descubrir algunos secretos del porqué de su tamaño. ¿Listo para conocerlos?

Elefante enano. / Fotografía de Peter Maas.

Stegodon florensis insularis.

Es una de las especies más conocidas pese a lo reciente de su descubrimiento. Fue una subespecie de Stegodon florensis, el cual, con el paso de los años, evolucionó a esta forma enana. Sus restos fueron encontrados únicamente en la isla de Flores, en el sureste de Asia, por lo que se le considera endémica de ahí. Se trata de uno de los ejemplos más claros de enanismo insular.

Su existencia se relaciona casi siempre con la del hombre de Flores (Homo floresiensis), un homínido que habitó la misma isla y cuyos restos fueron encontrados en el mismo sitio que los de este elefante, en la cueva Liang Bua. Los científicos creen que el hombre de Flores pudo haber cazado al pequeño elefante y quizá comerlo, como sugieren algunos cortes de rudimentarias herramientas en sus huesos. También se ha encontrado huesos carbonizados de estegodontes jóvenes, lo que hace preguntarse a los expertos si fueron cocinados con fuego.

No debió ser muy fácil, ya que aunque S. f. insularis era una forma enana de elefante aún era grande en comparación con los homínidos. Por causas que aún no están claras, se extinguió hace aproximadamente 12,000 años.

Stegodon semedoensis.

Fue encontrado apenas en 2014 en una pequeña región de Java, Indonesia. De esta especie todavía faltan muchos datos, pero su pequeño tamaño la hace parte de los elefantes enanos.

-Stegodon sondarii.

Los estegodontes fueron elefantes del género Stegodon, hoy extinto, claro, pero que pudieron prosperar tiempo atrás. Un poco más pequeño que S. f. insularis y que un búfalo de agua actual, Stegodon sondarii también vivió en la isla de Flores, y pesaba 300-350 o quizá hasta 400 kilogramos. Las capas de tierra en donde se encontraron sus restos tienen unos 9,000 años de antigüedad.

-Elefante enano de Chipre (Palaeoloxodon cypriotes).

Es uno de los elefantes enanos más pequeños; se calcula que un adulto podía medir hasta 1 metro de altura y pesar alrededor de 200 kilogramos. Como su nombre bien indica, vivió en la isla de Chipre, pero también en otras pequeñas islas del mar Mediterráneo. Su tamaño parece ser resultado del enanismo insular, y aparentemente se extinguió en 11000 a. C.

-Elefante enano de Creta (Palaeoloxodon chaniensis).

Se conoce poco sobre esta especie extinta cuyos fósiles se encontraron en cuevas de Creta. Los científicos saben que tenía colmillos rectos, y que tenía una relación genética más cercana con los actuales elefantes asiáticos que otras especies prehistóricas.

Stegodon sompoensis.

Otro estegodón. Este probablemente alcanzaba cerca de 1.5 metros de altura, y vivió en la isla de Sulawesi, en Indonesia. Curiosamente, la isla de Flores también pertenece a Indonesia.

-Elefante enano de Sicilia (Palaeoloxodon falconeri).

Y otro elefante enano que habitó islas; en este caso Malta y Sicilia. La especie está relacionada con el elefante asiático de hoy. Podía alcanzar casi 1 metro de altura, pero los huesos de una hembra indican que su tamaño era de apenas 80 centímetros hasta los hombros y unos 168 kilogramos de peso.

¿Por qué eran tan pequeños?

La mayoría de estos elefantes tenían un tamaño muy pequeño debido a un proceso evolutivo conocido como enanismo insular. Se produce cuando una población de animales adquiere dimensiones reducidas como resultado de su aislamiento en un sitio muy pequeño, como el de una isla. Por lo general, las especies que sufren enanismo insular son endémicas.

Se cree que los miembros del género Stegodon se originaron en Asia durante el Mioceno, hace aproximadamente unos 23 millones de años, y a partir de entonces muchos se movieron hacia el sureste hasta que llegaron a territorios de actuales islas de China, Japón e Indonesia. La mayoría de los estegodontes eran de tamaño mayor o similar al de los actuales elefantes, a excepción de los mencionados.

La hipótesis más aceptada es que aquellas pequeñas criaturas limitadas a una isla tenían menor acceso a recursos alimenticios y quizá a depredadores y competidores. Estas fuerzas que son necesarias en áreas continentales llegaron a ser inútiles, además de que posiblemente comenzaron a madurar sexualmente a edades más tempranas y a tener períodos de gestación más cortos, por lo que perdieron ciertas adaptaciones originales y redujeron su tamaño.

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Insular_dwarfism

http://www.ucmp.berkeley.edu/mammal/mesaxonia/stegodontidae.php

http://palaeo.gly.bris.ac.uk/palaeofiles/elephants/extinct_taxa.html

http://palaeo.gly.bris.ac.uk/macro/islandrule/Indonesia.html

http://australianmuseum.net.au/homo-floresiensis