Nuevamente registra temperaturas récord.

2015: el año clave

Es la 1:00 de la tarde en Karachi, en la costa de Pakistán cercana a la India. El verano pasa factura con un calor flamígero que hace pegar la ropa a la piel mojada de sudor, y experimentar una ligera sensación de cansancio. El sol brilla ajeno a su inclemente efecto, y la brisa del mar, que sopla ligeramente caliente, no ayuda a quitar de la mente la frase que extranjeros y locales llegan a pronunciar: “¡Qué calor!”

Karachi es una de esas muchas ciudades en las que el cambio climático se está manifestando con toda su potencia. Esto se debe en parte a sus condiciones naturales, ya que presenta un clima árido con pocas precipitaciones a lo largo del año, lo que la hace ser considerada como una de las ciudades más calientes del mundo. En los últimos años ha tenido que soportar la desaparición de grandes hectáreas de manglares, el embate de tormentas, inundaciones y varias olas de calor. En 2015, una terrible ola de calor causó la muerte de más de 1,200 personas.

En el resto del mundo los efectos pueden variar, pero, de acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), 2015 marcó el tiempo en el que la temperatura de todo el mundo se elevó a niveles no vistos anteriormente, hasta el punto de romper récords. Y esto es solo el comienzo.

La tierra se calienta

Es lo que asegura el informe anual del estado del clima, que publicó NOAA en agosto de 2016 con la colaboración de 456 expertos de 62 países. En este informe, que se publica desde hace 26 años, están detallados los agentes que indican los cambios del clima, como la temperatura del aire, desde luego, y la composición atmosférica. Hasta ahora, se califica al año 2015 como el más cálido desde que las temperaturas comenzaron a registrarse en 1880.

El 2015 superó al 2014 por 0.23 ºF (0.1 ºC), que, si bien pueden parecer insignificantes, su aumento en tan solo unos meses supone un cambio de grandes alcances. Este aumento con respecto al año anterior supuso un nuevo récord, tan solo comparable al que se registró en 1998, cuando la temperatura global superó el récord anterior de 1997. La temperatura de 2015 fue también más de 1 ºC mayor que la temperatura promedio de gran parte del siglo XIX.

¿Cuáles fueron las causas de estos fenómenos? El informe indica que la presencia de El Niño y nuevos niveles nunca antes registrados de gases de efecto invernadero son los responsables más importantes de las temperaturas del 2015, pero también menciona otros que deben tomarse mucho en cuenta.

Por desgracia, los niveles de dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido de nitrógeno (N2O), los gases de efecto invernadero de mayor presencia en la atmósfera, no se redujeron, sino todo lo contrario. Se encontró que el promedio de CO2 en el observatorio de Mauna Loa, Hawái, superó durante el año las 400 partes por millón, algo que nunca se había advertido. Antes de la era industrializada, 280 ppm era el promedio de dióxido de carbono.

Otro aspecto destacado es que el nivel de vapor de agua estratosférico encima de la tropopausa tropical se incrementó en un 30 % en tan solo un año, de diciembre de 2014 a diciembre de 2015, en parte por un fenómeno muy conocido: El Niño.

El Niño, ¿responsable?

Se conoce con este singular nombre a un fenómeno en el que agua cálida se acumula a lo largo de las zonas ecuatoriales y se desplaza hacia la zona oriental del océano Pacífico. Al ser la superficie del agua más cálida de lo normal, el aire inmediatamente encima de ella se calienta, lo que al final ocasiona que la atmósfera se caliente, que el aire húmedo se eleve, que se formen nubes densas y se produzcan tormentas. El Niño es famoso por provocar graves inundaciones en Sudamérica.

El evento de 2015 fue intenso, y modificó el clima de todo el mundo. En algunas zonas de India y África causó sequías severas, y en el Pacífico contribuyó a la formación de numerosos huracanes, lo que valieron al año, además de todo, un récord de huracanes formados con respecto a los años anteriores.

Además de lo anterior, el contenido de calor del océano del 2015 alcanzó niveles récord (sí, de nuevo) tanto cerca de la superficie como en zonas más profundas. El contenido de calor no suele mencionarse mucho cuando se habla de calentamiento global, pero es un indicador relevante, ya que se estima que un 93 % de la energía térmica capturada por los gases de efecto invernadero es llevada al océano.

Pese a que el Niño supuso un factor significativo para el inusitado año cálido, la emisión de gases de efecto invernadero continúa siendo la mayor responsable del calentamiento global y el consecuente cambio climático.

Reducir la emisión de los gases que ocasionan el calentamiento global es la única medida que puede detener el calentamiento global y la desaparición de los osos polares. Pero, ¿hacer todo esto nos dará tiempo suficiente para salvarlos? Se piensa que la capa de hielo del Ártico podría desaparecer durante el verano en apenas unos 100 años, lo cual dejaría a los osos polares de entonces prácticamente sin hábitat.

1.5 ºC al límite

En el Acuerdo de París, pactado por varios países en 2015, se acordó hacer todo lo posible por limitar el aumento de temperatura global a 1.5 ºC respecto a la época preindustrial. Esto ha resultado muy difícil de cumplir; para ello, los países tendrían que reducir drásticamente sus emisiones tóxicas. De hecho, durante enero-marzo el cambio de temperatura global promedio fue de 1.48 ºC, peligrosamente cerca del límite.

De continuar así, el planeta no tardaría mucho tiempo en sobrepasar los 1.5 ºC, y entonces padeceríamos los efectos a niveles exacerbados. Por lo pronto, las agencias meteorológicas continúan monitoreando las condiciones de la Tierra, y se espera que los gobiernos y las sociedades actúen con celeridad.

Fuentes

http://www.ametsoc.net/sotc/StateoftheClimate2015_lowres.pdf

http://www.scientificamerican.com/article/2015-set-a-frenzy-of-climate-records/

http://www.climatecentral.org/news/world-flirts-with-1.5C-threshold-20260

http://dailytimes.com.pk/opinion/15-May-16/climate-change-a-serious-issue-for-pakistan

http://earthobservatory.nasa.gov/Features/GlobalWarming/page2.php