Australia es un país singular, en muchos sentidos. Ha estado aislado de los demás continentes durante millones de años y tiene especies que no se encuentran en otras partes del mundo, lo que ha despertado la fascinación de la ciencia a lo largo de mucho tiempo.

Pero en años recientes hay algo más que llama la atención de los científicos: se ha desplazado hacia el norte alrededor de 1.5 metros desde 1994. Y esto no es todo, pues los sistemas GPS han comenzado a tener fallos debido a ello.

Los geólogos estiman que Australia se está moviendo unos 7 centímetros cada año con dirección norte-noreste, debido a que la placa tectónica donde se asienta, la placa Indoaustraliana, está desplazándose lenta e imperceptiblemente y topando con la vecina placa del Pacífico. Los 1.5 metros recorridos desde 1994 parecen ser insignificantes, pero en realidad sí constituyen una medida grande con respecto a otras masas de tierra.

¿Por qué se mueve la placa tectónica?

La razón del movimiento de Australia se encuentra bajo nuestros pies, es decir, en el interior de la Tierra. Tal vez recuerdes que la superficie del planeta se compone de varios bloques de roca sólida denominados placas tectónicas, de tamaño y espesor variables. Bueno, inmediatamente debajo de las placas está el manto, la capa de la Tierra que se encuentra sobre el núcleo.

Dentro del manto se producen corrientes de convección, originadas debido a las diferencias de temperatura y presión entre los materiales que componen el interior del planeta.

Esto ocasiona que el material más caliente y menos denso se desplace hacia arriba, pierda calor, descienda y vuelva a calentarse. Todo esto mueve lo que está encima: sí, las placas tectónicas. Cuando estas topan entre sí pueden empujarse o moverse una encima o debajo de la otra.

El movimiento de las placas tectónicas es algo completamente normal, pero a veces, como en este caso, tiene consecuencias inesperadas.

6 datos rápidos sobre Australia

 

1. Su capital es Canberra.

2. Es el país más grande de Oceanía.

3. Suele ser considerada la isla más grande del mundo.

4. No tiene idioma oficial, pero el más hablado es el inglés.

5. Su territorio tiene un área aproximada de 7’692,024 km2.

6. Entre los mejores representantes de su fauna están el canguro, el koala, el ualabí, el ornitorrinco y el emú.

Se cree que Australia se encuentra sobre la placa tectónica de más rápido movimiento. De hecho, este país tiene una interesante historia geológica. Los científicos indican que hace alrededor de 100 millones de años lo que hoy es su territorio estuvo unido a Antártida durante mucho tiempo hasta que a finales del Jurásico comenzó a separarse. Esta separación continuó paulatinamente durante el período Cretácico, de modo que quedó aislada de todas las demás masas de tierra. Únicamente quedaron varias islas a su alrededor.

Y el movimiento continúa, aunque con una dirección ligeramente distinta.

¿Y por qué los GPS enloquecen?

Si fueras hoy a Australia, no deberías confiar en el GPS de tu teléfono inteligente para buscar un domicilio, para conocer la ubicación de tus conocidos en redes sociales o incluso para jugar Pokémon Go, ya los datos serían incorrectos y probablemente terminarías un poco confundido o enfadado. Lo que sucede es que ahí el sistema se basa en la posición de Australia en 1994, y no en la actual, muchos centímetros más diferente.

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por las siglas en inglés de Global Positioning System) es un sistema de navegación por satélite (GNSS) que indica la ubicación y el tiempo en cualquier lugar de la Tierra dentro del rango satelital y en cualquier condición meteorológica. Fue creado en Estados Unidos, pero ya es de uso universal, siempre y cuando el aparato cuente con un receptor GPS. Los datos de localización se basan en las líneas de latitud y longitud que forman un sistema de coordenadas y que no han cambiado pese a que la tierra sí.

Actualmente es una herramienta muy útil usada en muchísimas aplicaciones populares de teléfonos inteligentes. Pero no solo los internautas australianos están teniendo problemas por el desfase del GPS, pues ahora los meteorólogos, los vehículos aéreos no tripulados (drones) de entrega e incluso los granjeros y algunos autos resienten la situación, ya que algunas de sus tareas dependen del sistema.

El hecho de que Australia tenga una posición diferente de la de 1994 mientras que su sistema de coordenadas haya permanecido igual es prácticamente la causa de que la capacidad de geolocalización en dicho país sea problemática. Y la solución tardará unos cuantos años más, porque se estima que la alineación de las coordenadas geográficas de Australia con la de los demás países estará lista en 2020, y posteriormente se harán los ajustes tecnológicos para arreglar el asunto de la geolocalización.

El movimiento de Australia y sus otras consecuencias

Si bien es cierto que hoy para la ciencia el movimiento de las placas no es nada raro y los desajustes de los sistemas de mapeo no son un asunto grave, está consciente de lo que puede ocurrir, en términos geológicos. Una de las consecuencias más preocupantes es el aumento del riesgo de experimentar terremotos como resultado de la presión entre las placas del Pacífico e Indoaustraliana.

Por lo pronto, queda esperar que esta “locura” tecnológica tenga un buen fin.

Fuentes

http://in.reuters.com/article/us-australia-maps-idINKCN10C1GM

http://www.businessinsider.com/continent-of-australia-has-shifted-2016-8

https://en.wikipedia.org/wiki/Global_Positioning_System

http://www.bbc.co.uk/schools/gcsebitesize/science/aqa_pre_2011/oils/changesrev2.shtml

https://en.wikipedia.org/wiki/Australia