Los minúsculos entes más abundantes de la Tierra.

El mamífero más extendido en el planeta es el ser humano, los copépodos son los crustáceos más abundantes del mundo, y las bacterias pueden habitar desde piel humana hasta las profundidades de la corteza terrestre, aguas termales altamente ácidas y residuos radiactivos. Pero ninguno de estos seres vivos le gana a los virus, cuya población es inmensamente más grande y habitan lugares insospechados.

Así lo dice el estudio Uncovering Earth’s Virome (Descubrimiento del viroma de la Tierra), publicado en 2016 en la revista Nature, y además, los investigadores afirman que los virus son las entidades biológicas más abundantes de la Tierra. Aunque no todos los científicos están de acuerdo con considerar a los virus como seres vivos, son un importante objeto de estudio de la Biología desde su descubrimiento a finales del siglo XIX.

¿Cuál fue el primer virus descubierto?

El virus del mosaico del tabaco fue el primer tipo de virus que se descubrió, aunque en un principio no fue reconocido como virus. La historia es así: este agente había estado dando problemas a las hojas de las plantas desde hacía mucho tiempo y en 1886 el químico alemán Adolf Mayer describió la enfermedad e indicó que se podía transferir entre las plantas. Poco después, en 1892, un botánico ruso llamado Dmitri Ivanovsky investigó la misma enfermedad y encontró su causa en un agente infeccioso aún más pequeño que las bacterias.

Fue hasta 1898 cuando el microbiólogo y botánico de origen holandés Martinus Beijerinck denominó virus al ya no misterioso agente, y se descubrió que infectaba no solo a las plantas, sino también a animales e incluso bacterias.

Qué hace a los virus las entidades biológicas más abundantes de la Tierra?

Si ya es complicado para los científicos contabilizar y clasificar animales y plantas, lo es más aún en el caso de los virus, que pueden ser 100 veces más pequeños que una célula de bacteria. Los investigadores analizaron el genoma de 3,042 muestras ambientales que obtuvieron de distintos hábitats del mundo para evaluar la distribución global, la diversidad filogenética y la especificidad del hospedador de los virus, lo que al final arrojó un total de 85,000 especies únicas de nuevos virus. Esto significa que del número de virus conocidos, el estudió lo aumentó ¡16 veces! Además, un 99 % de los virus recién descubiertos no están relacionados con los que se conocen, puesto que muchos de los grupos genéticos que se organizaron incluyeron genes que no estaban cercanamente emparentados con los genes de las especies reconocidas hasta el momento, de modo que son más diversos de lo que se ha creído.

En total, los científicos descubrieron 2.1 Gb de datos de secuencias virales, lo que ofrece una visión global de la abundancia y diversidad de los virus que se encuentran en el planeta.

Y son muy resistentes y adaptables. En un mismo hábitat se encontraron muchos virus que pueden vivir en zonas muy alejadas entre sí, tanto en océanos como en lagos y biomas terrestres. Un 86 % de las secuencias virales se hallaron en más de una muestra geográfica, en tanto que un 73 % se localizó en al menos 5 muestras, la mayoría hábitats marinos y otros asociados a la vida humana.

Por fortuna, los principales huéspedes de los virus no son humanos, sino bacterias, arqueas y otros microorganismos, pero el problema es que son capaces de mutar. Hoy en día existen medicamentos antivirales que combaten a estos agentes infecciosos, lo cual no impide que puedan producirse pandemias o epidemias de largo alcance, como las que los virus del Zika y del Chikunguña han ocasionado en los últimos años.

Grandes pandemias virales

A lo largo de la historia se han desatado grandes epidemias causadas por virus cuyas consecuencias han sido miles o millones de muertes humanas. Algunas de estas son las siguientes:

-Gripe española de 1918. La gripe, ocasionada por el influenzavirus H1N1, llegó a decenas de países durante los primeros años del siglo XX e infectó a casi un tercio de la población mundial. Se estima que murieron entre 50 y 100 millones de personas de todo el planeta, lo que la haría la pandemia más letal de la historia, incluso por encima de la llamada “peste negra”.

-Gripe rusa de 1889-1890. El virus se propagó rápidamente, en cuestión de días, entre varios países de Europa, pero se detectó por primera vez en la ciudad de San Petersburgo, Rusia. Se estima que más 1 millón de personas fallecieron por la enfermedad en breve tiempo.

-VIH/SIDA en los siglos XX y XXI. El Virus de la Inmunodeficiencia Humana fue descubierto apenas en 1983, pero ya algunas personas estaban infectadas. Bastaron unos años para que se diseminara alrededor del mundo. Hoy el sida, la enfermedad a la que conduce, se considera una pandemia que ha llegado a casi todos los países del mundo pero cuyas tasas de infección son más altas en ciertas regiones de África.

Fuentes

http://elpais.com/elpais/2016/08/17/ciencia/1471441346_453236.html

http://www.nature.com/articles/nature19094.epdf?referrer_access_token=TF9vY1zNySyMssuGzmptatRgN0jAjWel9jnR3ZoTv0MJd9PoH8Y36HZxioFB81a_z2RgTYqAfiQ_N1oOCJDPo9bugjsuCptjMqbWEuDIR5h4DQUwP-4spFMae9QDYme-eZEQmsmdMrr4vSppDDVwZbDJ0Sb056suULf-OAVSesRVUvymMKOmV1HciTT5pmO4A12ShdsXjiteSatJKMfmwyOhv565mL5FMbHKZ8KzrrI%3D&tracking_referrer=elpais.com

https://en.wikipedia.org/wiki/Pandemic#Pandemics_and_notable_epidemics_through_history

https://en.wikipedia.org/wiki/Virus